lunes, 6 de julio de 2009

Pobre Bakunin si levantara la cabeza




Por desgracia hoy me he visto forzado a tener que tratar con “anarquistas” de estos de ahora “modernillos” unos con rastas otros con crestas y otros simplemente sucios. La verdad es que por norma suelo evitar a toda costa, tratar con esta gente por varios motivos, primero por que me sacan de mis casillas, con sus ideas estúpidas e infantilistas, segundo por que no soporto su imbecilidad crónica, y la tercera es por que no trato con fascistas ni contrarrevolucionarios, y estés cabalgan entre esos dos ríos, con verdadera maestría circense.

Si el pobre Bakunin levantara la cabeza, y viera tan arrastrada por el fango su ideología, portada por niños burgueses con ganas de aparentar, convertida en una extraña mezcla de ecologismo, pacifismo veganismo y demás mariconadas de come flores y ratas con mucho tiempo libre.
Esta gente Luce eslóganes tan útiles como “abajo el trabajo” cosa de lo mas lógica, la verdad es que no se como pretenden mover el mundo sin trabajo, y es mas, como pretender llegar a la clase trabajadora sin tener puta idea de lo que cuesta ganarse la vida, ya que lo mas cerca que dicha gentuza a estado de un trabajador es de sus padres, los que les costean esa vida de okupa de salón.
Pero mas allá de lo graciosos que nos puedan resultar a los comunistas estes niños, hemos de tener también claro lo ofensivo de sus ideas para cualquiera, incluso para la derecha, que estas ratas valoren mas la vida de una vaca que la de un niño, que hablen de veganismo cuando medio mundo se muere de hambre, o de pacifismo cuando nuestros camaradas son asesinados, ha de ser de tomado o como los desvaríos de unos burgueses desquiciados o como la ofensa de una ratas.
Reitero mi mas profundo pesar por la degeneración de la ideología de grandes pensadores como Bakunin, malatesta, Berneri, proudhon, e incluso Babeuf si es que se puede considerar anarquista.

Hace tiempo llegue a una conclusión sobre mi personalidad y mi talante una conclusión de experiencia vital y es que me resulta mas cómodo tratar llegado el caso con un derechoso, o con un falangista que con una de estas ratas, pues cualquiera de los dos anteriores tiene claro sus asquerosos objetivos y lo que defienden, estés últimos no, no son mas que niños detras de una moda de pose de malote, son el enemigo en nuestras entrañas.
Una pose vacia, sin sentido ni ideología, un cancer para la izquierda, eso es el anarkismo de hoy en dia.

4 comentarios:

snake dijo...

Muy bueno y muy cierto. Aunque no creo que se circunscriba exclusivamente a los anarquistas. "Hippies" fumadores de porros y sin ganas de trabajar (es una expresión, no creo q sea malo ser hippie ni fumar porros).

Por otro lado, cuando lei el título de la entrada pensé que ibas a hablar de los anarcocapitalistas XDD

octubre-rojo dijo...

Lo de los anarcocapitalistas eses ya se me escapan, aunque bueno estes ya tienen bastante de capitalistas aunque no lo admitan. Aun recuerdo hace años cuando conoci a uno de estes super revolucionarios anarkistas, que vivia en una okupa, y siempre marchaba de la misma a una hora y volvia alcabo de un tiempo, y un dia le pregunte a sus amigos a donde iva y sin ningun rubor me dijeron que iva siempre a esa hora a sacar dinero del cajero con la visa que le diera papa para pasar el verano, y a comer fuera todo un ejemplo de anti sistema.

Cuando aprenderan que no solo el burgues es un parasito, sino que todo aquel que vive a costa de otro lo es, traficantes, gitanos ( de los delincuentes), y como no ellos.

O Garcia do Outeiro dijo...

Desde logo temos muito que recuperar do anarquismo, entre outras cousas a destruiçom do estado para evitar a sua burocratizaçom e que o funcionariado ponha fim à revoluçom como aconteceu em tantos sítios.

Para muitos revolucionários de barra (socialistas, anarquistas, etc. segundo eles claro) a sua ideologia reduze-se a vestir dum jeito, drogar-se e emborrachar-se em festivais, etc. Nom hai formaçom teórica, nem nada de nada de fundo e esse é o grande problema.
Por suposto que cadaquém pode vestir como lhe pete e pôr-se como queira, sempre e quando faga algo mais ca isso por Galiza e a sua libertaçom social e nacional.

Umha aperta irmandinha

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con el autor de este blog, yo no sigo las ideas comunistas (en la práctica es para mi un sistema que me da verdadero pavor, si bien no tengo nada contra su teoría, pero no he visto que haya sido nunca aplicada de forma correcta) y mucho menos las anarquistas, respeto ambas teorías, porque, por supuesto se hicieron con la mejor intención posible, pero me apena ver en lo que se han convertido.

Me explico, como bien dice el autor, el anarquismo actual como tiene que ver con el de sus inicios, y de hecho pocos son los anarquistas que quedan de verdad, y aquellos que quedan, posiblemente más de los que me parecen, no son perceptibles a primera vista porque, para empezar, son gente normal. Ni punks, ni antisistemas, ni porreros, gente normal y corriente que cree en las ideas de Bakunin.

Por culpa de gente como esta las ideologías mueren.

PD: Por si no ha quedado claro, no soy fascista, simplemente, no comulgo con las ideas más extremas de la izquierda, creo que en el momento en el que se derrama sangre por una ideología, hay que pararla urgentemente, y eso va para ambos extremos.